Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Notas de viaje de América Latina

Acabo de volver de México, donde he pasado una semana invitado por la Universidad Panamericana IPADE Business School para dar algunas conferencias y compartir encuentros con empresarios.

Mapa

Otra visión del mundo | Algunos cartógrafos proponen otra orientación del mapamundi

Este año se celebraba la 17ª Semana Internacional del “Executive MBA” y el tema de trabajo propuesto para el encuentro era “Negocios y dignidad humana. Redescubriendo el sentido social de los negocios”.

Cuando recibí la invitación y vi que se trataba de este tema, sentí mucha alegría y una gran esperanza de futuro. Que en un encuentro internacional de este tipo, entre altos ejecutivos del mundo de los negocios, decidan que ahora el tema que hay que trabajar en las empresas es el de la dignidad humana y el propio sentido social de los negocios, esto ya indica un cambio de sentido muy importante en un mundo que hasta ahora solo hablaba de competitividad y de maximizar los beneficios y minimizar los costes.

He de reconocer que mi inspiración durante la conferencia me llevó a ese puntito provocador (siempre con respeto y humor) que normalmente suelo utilizar en mis charlas, pero ese día quizás con un poco más de intensidad animado por las características del público que me escuchaba, más de 600 personas. Fue muy interesante observar las caras de sorpresa de la mayoría de asistentes.


No esperaban de ningún modo escuchar a un banquero con un lenguaje centrado en la ética y la responsabilidad social y medioambiental. Yo me limité a ser fiel a la petición que me había hecho el presidente de IPADE, el amigo Felipe González (no nuestro expresidente de Gobierno), cuando me pidió que fuera yo mismo, claro y contundente; no podía defraudarle. Es cierto que algunas de esas caras de sorpresa se tornaron en chirriar de dientes cuando cuestioné el neocapitalismo liberal, y afirmé que es una falacia hablar de mercado libre, porque nunca ha existido ese mercado libre fuera del que realizan los campesinos cuando acuden a las plazas y los pueblos a vender sus productos. El supuesto “mercado libre” en general siempre ha estado dominado por aquellos que disponen de más poder o de más información.

Esas caras de sorpresa, y ese chirriar de dientes de algunos de los presentes fueron dando paso a un interés creciente por el tema que les estaba presentando, y a una gran admiración y entusiasmo cuando les expliqué en detalle nuestra experiencia de Triodos Bank en España como modelo de banca ética. Es normal, no es un profesor quien les cuenta una teoría, sino un banquero con un cargo directivo que cuenta una experiencia real que además tiene mucho éxito. Luego descubren que el “caso Triodos” ha sido estudiado como tema de trabajo en la propia Escuela de Negocios IPADE, y también en la Harvard Business School, además de otras universidades en España.

Y lo más bonito es que después de ese entusiasmo al descubrir que existe otra manera de hacer negocios, surge el impulso a la acción y al compromiso. Me asaltaron al acabar la conferencia para acribillarme a preguntas; es lógico, cuando descubren que un banco ha podido hacer el cambio, entonces se dan cuenta de que cualquier empresa puede hacerlo, y salen motivados para cambiar cosas. Quizás luego la realidad les muestre que no es tan fácil, y que necesitarán muchas dosis de confianza, de coraje y de compromiso para llevar adelante su voluntad de cambio, pero es un primer paso, es un gran paso.

Y ya me han surgido varias invitaciones para difundir estas ideas en diversos países de Latinoamérica. De hecho, la próxima semana viajaré a Chile y Argentina (charla 30 de octubre a las 18:30 h en el Centro Cultural Recoleta, en Buenos Aires), en donde ya estuve el año pasado y están desarrollándose iniciativas para crear bancos éticos parecidos a Triodos Bank, y que creo que vale la pena apoyar. Creo que es una cuestión de responsabilidad social que desde nuestra experiencia de éxito podamos ayudar a otros países a desarrollar la banca ética, porque puede ser un factor decisivo para redistribuir la riqueza; en la mayoría de países existe una gran riqueza pero muy mal distribuida. Será un placer poder compartir con todos vosotros esta nueva experiencia cuando vuelva del viaje.


¿Qué opina sobre "Notas de viaje de América Latina"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

maria teresa aufiero Hace 4 años

hola, querria saber como accedo a entrada para participar de la charla del 3o de octubre en el centro cultural recoleta. espero su respuesta, gracias, estoy interesada junto a mi esposo

maria teresa aufiero Hace 4 años

nos parece maravilloso que esto este sucediendo, hace tiempo que imaginamos esta posibilidad y hoy verla en marcha es esperanzador, el sistema conocido ha caducado.

Miguel Angel Tarragó Hace 4 años

favor indicar donde es la actividad de la agenda el sábado 1 noviembre.
Saludos Cordiales

Nuevos tiempos, nuevos retos | Blog Dinero y conciencia Hace 4 años

[…] A principios del año pasado comencé a darle vueltas a este asunto y, en el transcurso de mis viajes en 2014, tanto en España como en Latinoamérica, he venido reconsiderando hacia dónde, por momento biográfico y por impacto de mi labor, debía […]