Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Otra economía es posible con otra educación


Bajo este título, esta semana tuve el honor de acudir al primer evento de graduación de Teamlabs, un proyecto de formación en emprendimiento social que se basa en integrar los valores humanos como verdadero pilar del éxito personal y profesional.

Ellos defienden que “se aprende haciendo, y si no se hace, no se aprende”, lo que afortunadamente es una forma de pensar que veo crecer en mi entorno. Sí, la gente sigue teniendo ganas de cambiar las cosas, desde mi percepción más que nunca. En lo que me concierne más directamente, las últimas semanas, muchas personas me preguntan dónde pueden saber más sobre La economía explicada a los jóvenes, mi nuevo libro.

Joan Melé presenta su nuevo libro

Cartel del evento del 1 de diciembre

Aprovecho y me complace contar aquí que el próximo 1 de diciembre estaré en la Biblioteca Pública Ángel González, de Madrid, para compartir ideas sobre este tema. También, para los interesados en la lectura, que este libro está disponible en castellano y en catalán en las principales librerías y que se puede acceder a él en formato electrónico.

“Hay libros que interpelan directamente al lector”, me decían hace poco al presentarme en una entrevista en Aragón Radio. Yo creo que deberíamos darnos cuenta de que todo lo que nos rodea nos interpela, y más cuando tenemos más información que nunca sobre los efectos de nuestra forma de consumir o de participar en la sociedad.

Esta semana, leía también en una entrevista al exdirector ejecutivo de Greenpeace, Paul Gilding, en La Revista Triodos como este considera que “no podemos evitar el futuro, pero sí darle forma”. No miremos para otro lado: siempre se puede actuar en el mundo, solo hace falta no perder las ganas.