Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Honestidad

Portada de la revista Valors

Existen diccionarios de muchas clases, algunos especialmente curiosos  y preciados. Uno que he tenido oportunidad de conocer hace poco es el diccionario de valores que confeccionan número a número, a partir de artículos y entrevistas dedicadas a una actitud positiva concreta, desde la revista Valors.

He de reconocer que me ha sorprendido y también alegrado que, entre otras personas, hayan recurrido a un profesional del sector bancario para participar en el número sobre la honestidad, a través de esta entrevista.

Me da pie a remarcar que todos, independientemente del lugar que ocupemos en la vida, podemos ser honestos, o no. En primer lugar, es necesario empezar por serlo con nosotros mismos, preguntándonos a qué creemos que merece la pena dedicar la vida, qué estamos haciendo realmente y cómo podemos cambiar, porque siempre podemos cambiar y mejorar. Esto es innato al ser humano y por ello no debemos aceptar que nadie nos diga que no podemos modificar el curso de nuestras acciones. ¡Eso será si yo quiero!

Personalmente, todavía no soy quien me gustaría ser, y por eso me esfuerzo cada día, dialogando e intentando aprender de los demás; esta es la única forma que creo válida, y estoy convencido de que de esta manera, con este esfuerzo cotidiano, es como uno puede  acabar siendo feliz y aportar algo de valor a la sociedad. Pero, como señala sin duda con mayor precisión Natàlia Pla, doctora en Filosofía que participa en el mismo monográfico sobre la honestidad, no es una cuestión de heroicidad. “La honestidad tiene que ver con la transparencia (…) la persona honesta es la que se muestra a los demás sin esconder sus limitaciones, ni disfrazarlas de falsas habilidades o calidades, ni ocultar o falsear las que tiene”. Escribe también, y me parece especialmente relevante, que “la honestidad es una pre-condición para la confianza“.

Quisiera terminar estas líneas aprovechando para destacar la importancia de iniciativas como la revista Valors, que nos ayudan a detenernos un momento ante las inercias cotidianas que no nos permiten ser nosotros mismos. Frenar para poder observar con atención y dar valor a aquello que de verdad nos importa, a lo que tiene valor real.


¿Qué opina sobre "Diccionario de valores"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Pablo Danta Hace 6 años

En eso estoy yo, trabajando me mi propia coherencia entre mis valores y las acciones de mi día a día porque creo firmemente que deben de ir de la mano, porque sino perdemos la perspectiva de nuestra vida y no alcanzamos los objetivos marcados y no nos sentimos plenos en nuestro interior, ya que sabemos que nos hemos fallado a nosotros mismo. Uno no se puede auto engañar aunque lo creamos así ya que en el más profundo de nuestro ser reconocemos ese auto engaño.

Jordi Peradalta Hace 6 años

Això de donar importància als valors ètics està molt bé, però em pregunto si no són només paraules. Tothom pot parlar molt bé de l’ètica però després no fer-ne cas quan es tracta d’actuar. En aquest sentit, em pregunto si és gaire ètic esbombar a la premsa que “més de 3000 gironins ja confien en Triodos” (proporcionalment, 30.000 a Catalunya? -ho ignoro) i en canvi no fer possible que tots aquests clients es vegin obligats a operar a través de la pàgina web en castellà. Quan arribarà la versió en català de la web de Triodos? O no és ètic parlar (o al menys permetre utilitzar!!!) la llengua pròpia del lloc on estableixes sucursals?

Respondiendo a Jordi Peradalta
Joan Antoni Melé Hace 6 años

Hola Jordi. Entenc la seva inquietud per aquest tema, però voldria fer palés la importància que també té per a l’entitat, tot i el tamany i recursos relativament petits que encara tenim. Parlant amb fets, després d’una inversió rellevant, ara els nostres clients disposen del servei de banca per internet en català (així com en euskera, gallec i castellà). És així com, sumant-ho a l’atenció a oficines i telefònica en català, cadascú pot operar amb el banc en la llengua que prefereixi. Lògicament, intentarem seguir millorant en la mesura del que sigui possible. Li agraeixo l’interès i, sobretot, que s’hagi pres el temps d’adreçar-se a mi a través d’aquest espai. Salutacions,

Joan

Vicente Hace 6 años

llevo 6 meses y estoy satisfecho de haber venido a este banco. Para mi que hago un uso normal tirando bastante de cajero es exactamente igual que el banco que tenia antes. Pero cada vez que entro en la web y veo todos los proyectos sociales en lugar de absurdos anuncios compitiendo por darte el 0.2% o por regalar una cafetera, la sensación es bien distinta.

Normalmente la gente que está satisfecha tiende menos a escribir, pero en mi caso estoy muy contento con el funcionamiento, la tarjeta y la pasarela on-line.

Un saludo y ánimo!